Qué regalo pidieron Nicole Neumann y Manu Urcera a los invitados a su casamiento: «Para nuestra…»

Ir a un casamiento tiene un lado bueno pero otro bastante estresante. La fiesta, la diversión, el baile, la comida, la canilla libre y el reencuentro con amigos quedan, obviamente, dentro de lo positivo. En la otra vereda de la grieta se ubican la elección del traje, los zapatos que aprietan, la llegada a los lugares de celebración (¿Por qué siempre son tan incómodos?) y comprar el regalo, acaso la tarea más molesta de todas. Nicole Neumann y Manu Urcera evitaron ese último incordio: hicieron un pedido directo y concreto.

En medio de fuertes e insistentes rumores de embarazo, La modelo y el piloto de carreras celebrarán su unión, esta tarde, con una fiesta a todo trapo que se desarrollará en un campo de 500 hectáreas en Exaltación de la Cruz, una de las lugares más paquetes de la zona noroeste de Buenos Aires, allí donde las áreas rurales le empiezan a ganar terreno al superpoblado conurbano si la gente va desde la Capital.

Nicole y Manu son dos números uno en lo suyo, que encima son dos actividades que pagan muy bien a quienes son sus figuras. Guita no les falta. Ella hace más de 20 años que es una «modelo top» y ha amasado una especie de fortuna gracias a tantos y tantos años de trabajo muy muy bien cotizados. El, además, viene de «cuna de oro» ya que nació en el seno de una de las familias más acaudaladas de la patagonia. Sin embargo, lo que pidieron fue un mangazo.

Y sí, porque se pueden tener montañas de plata pero nunca viene mal un poco más. «La tarjeta que voy a ir mostrando está dividida en varias partes, como pasó cuando se casó Jorge Lanata. Voy a ir de atrás para adelante» avisó Pía Shaw, que en A la Barbarossa mostró lo que no se vio en ningún otro lugar: la invitación a la boda del año.

QUE REGALO PIDIERON NICOLE NEUMANN Y MANU URCERA A LOS INVITADOS A SU CASAMIENTO

«Por ejemplo el regalo -siguió Pía-, el regalo dice la tarjeta. ¿ A ver? «Tu presencia es nuestro mejor regalo», dice. «Si de todas maneras querés hacernos uno, podés ayudarnos con nuestra luna de miel», y está la cuenta del banco. O sea lo que estamos pidiendo es la plata, esto no lo pongamos al aire porque queda mal, je», bromeó Pía.

La que tuvo algo para decir en ese momento fue Analía Franchín. «A mi me parece buenísimo esto de que todos colaboran porque claramente viajar es muy caro. Ahora tiene que haber una urna para que todos colaboren de manera anónima, porque en una cuenta te viene quiénes ponen y queda un poco mal si uno pone 5 y otro 58». Pero Lío Pecoraro aportó «mi amor, se han robado urnas con el dinero. Sí, sí… Entonces, mejor la urna». ¡Poniendo estaba la gansa!

Deja un comentario