¡Picantes! Qué se dijeron Pedro Alfonso y Gustavo Conti cuando volvieron a hablarse tras la pelea

Una serie de preguntas que nadie sabe responder: ¿Qué hace Pedro Alfonso cuando se va el verano? ¿A qué se dedica desde que termina la temporada de Carlos Paz hasta que empieza la siguiente? ¿En qué ocupa su mente en esos siete u ocho meses que van de marzo/abril a noviembre/diciembre? Por ejemplo, a arreglar cuitas con viejos o nuevos enemigos. En las últimas horas, por ejemplo, dialogó con Gustavo Conti y zanjaron las diferencias que rompieron su amistad.

Pedro y Conti son dos hombres de carácter fuerte y de personalidad, digamos, parecida: ambos van al frente, son verborrágicos y no tienen empacho en decirse las cosas. Si se tienen que putear, pues lo hacen sin dramas. Si la cosa, en cambio, da para los abrazos y las risas, entonces se abrazan y se ríen con esmero y fervor. Lo suyo, en los dos casos, no son la medias tintas ni los planteos tímidos.

Por eso cuando se pelearon la discusión fue a todo o nada. Extrema. Y lógicamente llamó la atención porque estaban rompiendo un vínculo de muchos años, forjado en las entrañas de los programas de Marcelo Tinelli pero solidificado en cada temporada teatral donde compartieron escenario, camarines, asados hogareños y salidas nocturnas.

En las últimas horas hubo un reencuentro, por lo menos verbal. Existió una charla donde se dijeron algunas cosas y se escucharon algunos reproches. El mismo Conti, fiel a su estilo, se lo admitió a Socios del espectáculo.

QUE SE DIJERON PEDRO ALFONSO Y GUSTAVO CONTI AL HABLARSE POR PRIMERA VEZ TRAS LA PELEA

«Hablé el otro día. Nada, bien. No hay nada que resolver. La charla fue «no seamos una pareja despechada». Chau. Lo que pasó pasó y está todo más que bien con él. Obvio que me sentaría a tomar un café o a comer con él. Sí, claro, una banda» contó el actor acerca de la charla que mantuvo con el productor.

Mientras Ximena Capristo, la mujer de Conti, aseguraba que ella no había participado de la charla no tenía nada para decir, Gustavo volvió a contar «intimidades» del diálogo que tuvo con el marido de Paula Chaves: «No había asperezas. Hubo una gira áspera. Aspera ponele… Cada uno tendrá sus motivos y sus temas y no tenemos nada que reclamarnos ninguno de los dos. No fue una charla incómoda. Ni en pedo. El me escribió y me puso «a vos no te nace llamarme» y le dije «si te llamo y no me contestás, boludo, ¿Qué querés que haga? Y ahí arrancamos. En un momento le mandé un mensaje y no me contestó y no le escribí más. Ahora nos queda una reunión cara a cara, pero no es una reunión de «yo te dije, vos me dijiste, vos hiciste, yo te dije». Es «vamos a tomar una cerveza, o un fernet» y si nos tenemos que cagar de risa nos cagamos de risa. Pasamos muchos momentos que estuvieron buenos».

Deja un comentario