Pampita contó cuál fue el peor día de su vida con los noteros: “Estaba en modo furia”

Siempre sonriente, con un lenguaje corporal de autocontrol, y mucha empatía. Pampita suele mostrarse públicamente con una extrema capacidad de manejo de las situaciones. Sin embargo, un día no pudo gestionar sus emociones y explotó de furia.

La famosa modelo viajó en el pasado y recordó la jornada en la que estalló de bronca, de indignación y una gama de vibraciones negativas, que incluso la llevó a una especie de maltrato con una cronista y hasta a renunciar a un trabajo en la televisión.

Todo esto surgió en el estudio de Podemos Hablar, el ciclo de Andy Kusnetzoff, un espacio ideal para las confesiones más íntimas de las celebridades, porque ahí encuentran una atmósfera para narrar historias personales. Así, Carolina Ardohain iluminó ese instante de odio, que ocurrió en 2018.

La trama se entrelaza con la separación escandalosa de Pico Mónaco y un retorno del Mundial de Rusia 2018. “Cuando volví de la Copa del Mundo me había separado de mi pareja, me bajo y había una notera, yo venía de 30 horas de viaje, toda la noche sin dormir, agotada y me agarró la notera”, arrancó.

En la continuidad de ese momento incómodo, de absoluto rechazo a hablar con los micrófonos, Carolina expresó: “Apenas la veo (a la notera) digo me va a volver loca pero no me volvió loca solo ahí en la puerta sino que me persiguió hasta que busqué un taxi, como me iba persiguiendo no podía encontrar el taxi”.

Sin tapujos, Pampita explicó sus sentimientos negativos:  “Era una furia pasiva porque la miraba con furia pero seguía caminando, dije algunas cuantas palabras a la notera y agarré mi valija me vine al canal, hablé con el Ruso y renuncié a mi programa».

La paciencia se le acabó y tocó fondo, hasta el límite de dimitir a un ciclo de TV: “Estaba haciendo un programa acá en Telefe y con la valija de Ezeiza me vine al canal, llegué con el ojo que me tiritaba de los nervios que estaba pasando y dije basta”.

Y finalmente, la bella modelo exteriorizó que pensó en alejarse para siempre de su fama, de su trascendencia en la farándula: “Fue un día de furia total pero porque venía de eso que me volvieron loca apenas salía del aeropuerto y dije no aguanto más esta vida, me están volviendo loca”.

Deja un comentario