La verdad: qué le pasó a Silvina Escudero que estuvo al borde de la depresión

La modelo y bailarina Silvina Escudero no está atravesando un gran presente a nivel personal y generó preocupación en sus seguidores luego de compartir algunas frases en sus redes que reflejaban la tristeza que actualmente siente.

Entre los distintos y llamativos posteos que compartió, manifestaba: «Pasada la crisis, quédate con el que te llamó, escribió o se preocupó por saber cómo estabas. Es por ahí». Además, continuó: «Los que murieron ayer, tenían planes para esta mañana».

Incluso, sentenció: «Un día, sin previo aviso, todo se termina. Mi consejo es que vivan cada momento con el alma, aprecien a cada persona que pasa por su vida, sea un instante o un milenio, sean sinceros con los sentimientos, no guarden nada, que no hay nada más chimba que ofrecer lo que está en el corazón».

Tras ver las preocupantes historias de Silvina Escudero en sus redes, una panelista de dudosa reputación, ex amiga de Yanina Latorre, habló con ella: «Le escribí y me dijo que no estaba separada. Al contrario, cumplía un año de casada y no lo pude ni festejar».

Contrario a lo que se creía, la bailarina no está atravesando una crisis con Federico sino que «me autoriza a decir que está pasando por un momento delicado y complicado. Aún no se siente lista para contarlo». Y aseguró para Mañanísima: «Evidentemente mi descargo son las frases en Instagram». «No quiero hablar demasiado pero sí estoy pasando un momento difícil, muy complicado que no tiene que ver con mi matrimonio», reiteró.

Más tarde, Escudero se mostró en un video y reveló: «Los que me siguen desde hace tiempo saben que soy muy reflexiva que siempre se queda con lo importante que para mí, son los vínculos que uno tiene, que ha sembrado toda la visa y que hoy cosecha. Si hay algo que atesoro en la vida es esa gente, que no se baja del barco».

Lo cierto es que lo que le provocó ese mal momento a Escudero fue una construcción en una casa vecina de su barrio cerrado, donde los ruidos la llevaron a un ataque de pánico y casi depresión. Ella buscó ayuda y parece que todo volvió a sus carriles. “Me siento mejor, pero mi vida es un caos”, simplificó.

Deja un comentario