¡La tercera es la vencida! Elena Fortabat, la mamá de Carolina Oltra, se casó a los 70 años 

Para el amor, dicen, no hay edad. Y el caso de Elena Fortabat es fiel ejemplo de ello. Luego de dos matrimonios que quedaron en el pasado, la ex mannequin se casó a los 70 años con Héctor Olmos, el hombre que la enamoró y con quien lleva 5 años de relación.

El jueves 14 de diciembre la ex modelo y conductora pasó por el Registro Civil de Tigre donde, con su hija Carolina Oltra como una de las testigos de casamiento, dio el sí por tercera vez y celebró la nueva unión junto a su círculo íntimo luciendo un outfit total white.

Si bien los invitados fueron compartiendo en las redes sociales imágenes de distintos momentos de la celebración, fue la propia Elena, nieta de Amalita Fortabat, una de las mujeres más poderosas de la Argentina, quien se refirió a esta nueva etapa que transita en el amor.

«Hace cinco años que vivimos juntos y decidimos casarnos: estamos en la última etapa de la vida, o sea que queremos estar juntos y acompañados para disfrutar lo que nos queda de vida. Poco o mucho pero disfrutarlo juntos», compartió la recién casada.

LOS CAMINOS DE LA VIDA QUE UNIERON A ELENA FORTABAT CON SU ACTUAL MARIDO

Y sumó: «Nos conocimos porque éramos vecinos: vivíamos los dos en Olivos y él vivía en el impar y yo en el par, sobre Avenida Del Libertador. Los dos estábamos en el séptimo piso y de golpe una persona me pidió hacer unas fotos por un tema ecológico para que no construyeran más edificios en el puerto de Olivos. Me comentó que un tal Héctor Olmo, que hoy es mi marido, me tenía que sacar unas fotos”.

“Yo no sabía ni quién era Héctor Olmo pero a los dos días lo llamé, me presenté y le comenté que teníamos que hacer unas fotos con el cartel pidiendo que no se hicieran más edificios en la zona del puerto. Al final, puse en venta mi departamento, se vendió y nos mudamos a Nordelta porque mi hija Carolina vive ahí y quería estar más cerca de mis nietos”, explicó Elena.

Por último, la ex esposa de SIlvio Oltra contó: “El después vendió su departamento y ahora estamos los dos instalados en Nordelta. Después de cinco años, decidimos casarnos. Esa es nuestra historia de amor. La tercera es la vencida porque para Héctor soy su tercer matrimonio y para mí también”

Por su parte, su hija Carolina, encargada de organizar el almuerzo post boda, manifestó:»Mi mamá está feliz y eso es lo que más me importa. Casarse a los 70 años no es algo de todos los días».

Deja un comentario