El mal momento que pasaron Messi y Antonela Roccuzzo en Miami por culpa de un par de fanáticos

Lionel Messi es una figura mundialmente reconocida y su vida cambió a raíz de todo lo que logró con el fútbol. Parte de esto lo explicó muchas veces Diego Maradona, quien remarcó en más de una ocasión que nunca pudo salir en paz a un lugar común, lo mismo que le viene pasando a la Pulga desde hace años.

Si bien con su llegada a Miami cambiaron varias cuestiones de su vida, como por ejemplo poder llevar a sus hijos al colegios sin problemas, verlos entrenar en Inter de Miami y compartir salidas con Antonela Roccuzzo, justamente ayer se dio una tensa situación.

Ocurre que el astro argentino salió a comer a un lujoso restaurante de sushi en Florida. Al ser uno de los sitios más emblemáticos del distrito, el lugar se revolucionó con su presencia y en el momento que quiso retirarse a su casa se presentó un altercado.

Messi y Antonela estaban acompañados de Sergio Busquets, compañero e íntimo amigo del delantero y Elena Galera, pareja del volante español y quien es muy compinche de la rosarina. Y cuando estaban en el auto por retirarse, allí pasó lo inesperado.

QUÉ OCURRIÓ ENTRE LIONEL MESSI Y UN FANÁTICO

Entre fanáticos que se acercaron para tomarle una foto, conseguir algún video o autógrafo, un simpatizante del Lionel se tomó el atrevimiento de querer subirse al vehículo. La intención que tenía era sentarse en el asiento de acompañante y tomarse una selfie con el Diez.

Automáticamente luego de que buscó hacer ese movimiento, el guardaespaldas personal de Messi le echó del lugar. Tanto para el futbolista como para su esposa, que iba en los asientos de atrás, el momento no pasó por alto y se hizo viral en las redes.

Deja un comentario