Carmen Barbieri se enamoró de uno de los presidentes que vino a la asunción de Milei: «¡Cómo me gusta ese hombre!»

En este país, el que no corre…¡Vuela! Mientras todo el mundo está esperando las temidas (y temibles) medidas económicas que aplicará el nuevo gobierno encabezado por Javier Milei y siguió atentamente su asunción para empezar a desentrañar qué será de su futuro, Carmen Barbieri aprovechó la transmisión de la toma de mando para mirar muchachos y quedar «prendada» de uno de ellos. Y no de uno cualquiera, eh…

«Me miré todo desde el principio hasta el final. Quería saber cada cosa, no me perdí nada. Lo seguí como si fuera una serie de Netflix», aventuró Barbieri, quien ante todo le deseó suerte al flamante primer mandatario pero le avisó, por las dudas, que fue a comprar pollo a un supermercado «y en el trayecto de la góndola a la caja ya estaba más caro. Cuidado que eso es remarcación».

En un momento dado, Diego Ramos, uno de sus panelistas, dijo que también observó la transmisión y se hizo un poco de mala sangre «por las autoridades extranjeras. Pobres, estaban ahí abajo de ese sol que era impiadoso». Fue entonces que la comediante -y conductora de Mañanísima- aprovechó para contar que había quedado embelasada con uno de ellos.

A la asunción de Milei asistieron un total de 8 mandatarios entre presidentes, un rey y un primer ministro. Estaban los presidentes de Uruguay, Luis Lacalle Pou, de Paraguay, Santiago Peña Nieto, de Chile, Gabriel Boric, de Ecuador, Daniel Noboa, el de Armenia, Khachaturyan Vahagn, y el de ucrania, Volodimir Zelenski, indudablemente la figura que más miradas concitó por la guerra que sostiene su país con Rusia, nada más y nada menos. También vinieron el rey de España, Felipe VI, y el primer ministro húngaro, Victor Orban. Uno de ellos le «voló la peluca» (justo) a Carmen.

CARMEN BARBIERI QUEDO ENAMORADA DE UN PRESIDENTE QUE VINO A LA ASUNCION DE MILEI

«Ay, vestido como estaba vestido el de Ucrania» exclamó Carmen antes de dar a conocer su sorprendente afirmación: «Yo estoy enamorada. ¡Cómo me gusta ese hombre! Mirá que para que me guste un hombre a mi…» bramó Carmen con las manos sobre la frente y haciendo gestos con los ojos, la boca y el resto de los sentidos.

Mientras una compañera le decía «sí Carmen, yo sabía, estaba segura que te iba a gustar ese», la Barbieri siguió con su catarata de baba dedicada al presidente de Ucrania. «Fue de borcegos, para la guerra… ¡Ay qué lindoooo! Se habrá muerto de calor, estaba pensando yo. Me encanta, me gustó siempre», tiró. Ayer, las redes sociales hicieron su trabajo y le encontraron parecido con un polémico periodista argentino: para buena parte de Twitter, Zelenski es idéntico a Diego Brancatelli.

Deja un comentario