¡Caos en la selección! El plantel se dividió en dos: «Un grupo lo lidera Messi, y el otro…»

Lo que pasa puertas para adentro del seleccionado nacional debe ser el escándalo más impensado en la historia del fútbol argentino. A la pelea Lionel Scaloni-Chiqui Tapia le siguió una fuerte discusión del entrenador con Lio Messi, y ahora vino a saberse que el plantel quedó fracturado por lo menos en dos bandos, con La Pulga liderando uno de ellos.

¿Alguien lo hubiera imaginado tan sólo un puñado de semanas atrás? Nadie. Pero efectivamente sucedió. Los sucesos de Brasil pusieron patas para arriba lo que era una convivencia perfecta, y aquel «mundo ideal» y «color de rosas» se llenó de dudas y se volvió un lugar plagado de incertidumbre. «Ahora está todo mal», contó Jorge Rial en Radio 10.

El conductor de Argenzuela contó que «tengo muchos datos de lo que pasa en el seleccionado. Hay una bronca en el plantel, entre los propios jugadores, porque hay un grupo de 5 o 6 que están jugando políticamente… Están teniendo algunas actitudes que por ahí no gustaron tanto… y bueno, concretamente, están jugando para el «maligno» y eso es algo que cayó muy mal».

«De un lado está Lionel Messi, que está caliente por algunas actitudes que no le gustaron. Sobre todo de otro de los muchachos que todos lo creen que es popular, que es de la gente, y parece que no, que patea para el otro lado y que hasta se sacó fotos. Hubo una vuelta que se los vio juntos al Dibu Martínez, ¿No? Bueno, Ya les dije que Messi no es el apuntado». A buen entendedor, pocas palabras.

JORGE RIAL HABLO DE LA INTERNA EN EL PLANTEL DEL SELECCIONADO

«Anoten este nombre» pidió Rial. «Anótenlo porque puede ser clave en las próximas semanas: Marcelo Fabián Blanco. ¿Quién es? Una de esas personas que sobrevuela sobre la selección, sobre los jugadores. No es representante, no es dirigente de AFA, no es nada pero puede ser todo, y su presencia ya produjo varios cortocircuitos que hicieron enojar a Scaloni y a varios jugadores. Por acá puede venir el quiebre en nuestra selección, ojo» dijo completamente convencido.

La semana pasada, cuando explotó el escándalo de la fiesta de los jugadores con modelos tras el partido contra Uruguay, ya se dijo que Messi quedó muy molesto al enterarse de «la noche de juerga» de algunos de sus compañeros «porque él es super profesional y cuando ya podría estar descansando en el Caribe viene, entrena como el mejor y quiere jugar los 90 minutos». Ahora Rial cuenta otra versión de la pelea. Lo cierto es que La Scaloneta se metió en un caos y nadie sabe cómo salir de ahí.

Deja un comentario