Alarma por el rating de Gran Hermano: «Lo pusieron más tarde y así le…»

Las malas lenguas dicen que lo único que se devaluó más que el peso y los salarios de los trabajadores en la última semana fue el rating de Gran Hermano. No puede haber tanta maldad, como gritó alguna vez Silvio Soldán. Las mediciones de GH cayeron, es cierto, pero nada se depreció tanto como el sueldo de los laburantes argentinos.

Una semana atrás, aquí mismo, la nota informaba del aplastante triunfo que logró el realitie la noche de su debut. Aunque Marcelo Tinelli le opuso a Silvio Soldán liderando juegos de preguntas y respuestas, la presentación de los 20 «jugadores» no paró de subir y alcanzó un inimaginado promedio que de 20,4 puntos, con picos que incluso superaron las 21 unidades. Impresionante.

Tinelli, por su parte, quedaba estancado en 4 puntos «y pico», mientras que Guido se defendía con aceptables 6 y 7 unidades. Esa marca más lo que pasó el año pasado -cuando empezó a subir y se volvió imparable- hizo suponer que se trataba del comienzo de un nuevo fenómeno de audiencia. Los días siguientes debían confirmarlo, claro.

Pero eso no sucedió. Lo que pasó, en realidad, fue que Gran Hermano empezó a bajar en sus cifras de rating. No mucho, no como para hacer un dramón, no como para pensar en un cambio de estrategia, no como para agarrarse la cabeza o tirarse a patalear al piso, pero sí como para preguntarse «¿Epa, qué pasó acá, por qué los 20 puntos empiezan a quedar rápidamente muy lejanos?».

ALARMA POR LA CAIDA EN EL RATING DE GRAN HERMANO

Con Tinelli buscando variantes para levantar una semana difícil y Guido haciendo siempre lo suyo, lo que llamó la atención fue que Gran Hermano hiciera 18, 17, 15 y que la primera gala de eliminación, que encima cayó en un domingo lluvioso y fresco (ideal para que la gente se quede en su casa y mire la tele) no pudo superar los 13,2 puntos. Las salida de Hernán Ontivero no movió la aguja, como se dice.

HAY PREOCUPACION POR LA CAIDA EN EL RATING DE GRAN HERMANO. ARRANCO CON 20,4 Y EN UNA SEMANA ESTA EN 12,7. CASI UN 40 POR CIENTO MENOS.

La caída volvió a darse el lunes, en la primera noche con un jugador menos, ya que la gala promedió 12,7 puntos. En una semana, según los analistas de estos tipos de guarismos, el programa perdió un 37,7 por ciento de audiencia. Casi un 40. Para muchos, la razón es que se eligió mal el horario. «Sale muy tarde, lo corrieron, se equivocaron con eso, y así le va», coinciden. ¿Será?

Deja un comentario